UNA HISTORIA INSIGNIFICANTE

UNA HISTORIA INSIGNIFICANTE

“para un público con ganas de reír y sin miedo a llorar”

En el año 2012 los suicidios por desahucios se empiezan a convertir en una “categoría” frecuente en las crónicas de los periódicos españoles. .

Este drama social que atraviesa las fronteras y se verifica en muchos países que han sufrido la crisis financiera, inspira “Una historia insignificante”, un espectáculo sobre la conciencia del porqué hemos llegado a este punto, sobre la parte más intima de estos trágicos fenómenos de masa.

Un metafórico anciano nos refleja a una sociedad que ha perdido la memoria histórica, el sentido de su permanencia en este mundo. Como todas las grandes tragedias, vista desde fuera “Una historia insignificante” dá risa.

Nuestro ironico personaje vive con un recuerdo, un fantasma que lo salva de la soledad y su cotidianidad se ve esculpida por la presencia de varios personajes. Un juego de máscaras teatrales que con tan solo dos actores en escena crea un mundo variado como la misma raza humana.

“Una historia insignificante” es, como dijo del tango Enrique Santos Discepolo, “un pensamiento triste que se baila”.

“…No nos damos cuenta de cuál es nuestra desgracia simplemente porque olvidamos, o nos resulta imposible recordar, lo que sabemos. Esa es la verdadera tragedia de nuestra era, vivimos en el olvido de lo que sabemos y lo que recordamos no vale la pena.”

Un a Historia Insignificante

FOTOS

MAKING OFF

UNA HISTORIA INSIGNIFICANTE

Escrito y dirigido por Vene Vieitez

con:

Cecilia Scrittore

Vene Vieitez

Máscaras artesanales originales:

Cecilia Scrittore y Vene Vieitez

Escanografía:

diseñada y elaborada por TeatroStrappato

Vestuario:

diseñados por Teatro Strappato

elaborados por AnaMari y Juani